Antracnosis

Las enfermedades causadas por hongos pueden causar pérdidas significativas en el rendimiento y la calidad de los cultivos. Estos organismos vivos acortan la vida útil de las plantas y limitan su producción y comercialización, causando importantes pérdidas económicas.

Entre los hongos más comunes y peligrosos se encuentra la antracnosis, una enfermedad que aprovecha cualquier signo de debilidad por parte de los vegetales para multiplicarse y propagarse, dejando como resultado la presencia de manchas en hojas y frutos, además de protuberancias en los troncos.

¿Qué es la antracnosis y cuáles son sus síntomas?

La antracnosis es una enfermedad típica de los climas húmedos y cálidos, es uno de los nombres dados a varios hongos de los géneros Colletotrichum, Gloesporium y Coniothyrium.

Entre los síntomas de la antracnosis está la aparición de manchas marrones en las hojas alrededor de los nervios. En los estadios iniciales aparecen pequeñas manchas de forma circular, que se oscurecen con el paso del tiempo, lo que se conoce como necrosis.

Las posibilidades de sufrirla aumentan si la planta tiene heridas por golpes -causados por fricción o ataques de insectos- o por un desequilibrio nutricional.

Leer Este Articulo también   brotitis

Además, el calor favorece su aparición, por lo que en primavera y verano es más fácil de detectar. Además, los climas con una humedad superior al 90% o con intervalos lluviosos y ventosos facilitan la propagación y diseminación de las esporas.

¿Qué cultivos son más propensos a la antracnosis?

Cítricos: La Alternaria alternata suele afectar a las mandarinas, tanto a los frutos como a las hojas y los brotes, causando manchas marrones circulares y defoliación en los cítricos.

Olivo: La antracnosis, comúnmente conocida como “aceituna jabonosa”, es una enfermedad muy conocida en el cultivo del olivo. Causado por el hongo Colletotrichum acutatum y Colletotrichum gloeosporioides destaca en las zonas húmedas dedicadas al cultivo del olivo. En otoño-invierno aparece una podredumbre en los frutos donde aparecen manchas necróticas, con depresiones y de forma circular. Poco a poco la zona afectada se va extendiendo, la aceituna se deshidrata y el aceite pierde gran calidad.
Solanáceas y otros cultivos hortícolas: También es una enfermedad típica en hortalizas como el tomate o el pimiento, especialmente en condiciones de alta humedad, y produce manchas circulares de color marrón u ocre tanto en la fruta verde como en la madura.

Leer Este Articulo también   Oidio

Consejos para prevenir y combatir la enfermedad
Desinfecte el suelo antes de plantar.
Mejorar el drenaje del suelo y evitar la formación de charcos de agua de riego.
Espaciar los marcos de plantación cuando se prevea un clima propicio para esta enfermedad.
Elimine las malezas silvestres.
Evitar el monocultivo y el aumento de la densidad patógena en el suelo.
No moje la parte aérea de las plantas, como hojas, tallos y flores.
No dejar residuos de cultivos afectados por la enfermedad, ya que son un medio de propagación, sus micelios pueden estar activos durante 2 o más años.
Utilizar tratamientos fungicidas postcosecha.
Limpie las herramientas de poda antes y después de usarlas con alcohol de farmacia o unas gotas de lavaplatos.

Tratamientos Decco contra la antracnosis

Para controlar los hongos y evitar su aparición en el fruto tanto en la precosecha como en la postcosecha, los fungicidas pueden ser nuestro mejor aliado, ya que ayudan a prevenir la presencia de enfermedades como, por ejemplo, las que conducen a la fruta podrida.

Leer Este Articulo también   podredumbre de raíces

En Decco disponemos de una gama de tratamientos que se pueden aplicar tanto en la fase de cultivo como en la postcosecha, lo que facilita que las frutas y hortalizas lleguen al cliente con la máxima calidad.

Con efecto preventivo y curativo contra la antracnosis, destacan:

Decopry Pot: Fumigante para el tratamiento fungicida contra enfermedades postcosecha en frutas de hueso y pomáceas. Eficaz contra los patógenos más importantes como Monilia, Botrytis, Penicillium, Alternaria, Colletotrichum, Cladosporium o Gloesporium.
Philabuster: Tratamiento fungicida con una combinación de imazalil y pirimetanil para el control de la podredumbre en cítricos y frutas pomáceas. Además de ser eficaz contra la antracnosis (Colletotrichum gloeosporioides), también es eficaz contra el moho azul (Penicillium italicum), el moho verde (Penicillium digitatum) y Botrytis cinerea en los cítricos recolectados.
Si necesita más información sobre tratamientos fungicidas para cultivos, póngase en contacto con nosotros y le diremos cuál es la mejor opción para sus necesidades.